Alberic 2016-12-08T12:34:06+00:00

Project Description

Ayuntamiento de Alberic
Plaza de la Constitución, 24
46260 Alberic – Valencia
Habitantes: 10.498 a 01/01/15
Tel. 96 244 00 66
Web: www.alberic.es

 

 

Alberic

Municipio situado en la comarca de la Ribera Alta, en la llanura fluvial formada entre el río Xúquer y el río Verde.  El término municipal – 26,75 km² – limita al Norte con los términos de Alzira, Masalavés y Benimodo; al Sur con Gavarda y Villanueva de castellón; al Este con Carcaixent y Benimuslem y al Oeste con el término de Antella.

El monumento arquitectónico mejor conservado es la  Iglesia parroquial de San Lorenzo Mártir, de estilo barroco.  Su reforma comenzó el año 1695 sobre la base de una mezquita árabe, pero su construcción definitiva se realizó entre 1695 y 1701.  De todos modos, el campanario se acabó de construir a principios del siglo XIX. La reconstrucción de la Iglesia fue financiada, en gran parte, por los vecinos.
La fachada es de arquitectura sencilla y el interior consta de una nave con crucero.  En el Altar Mayor, en la hornacina, está la imagen de San Lorenzo Mártir.  Durante la Guerra Civil despareció el Retablo churrigueresco del Altar Mayor, construido el año 1724, de madera tallada y dorada con columnas salomónicas. A ambos lados de la nave y en el crucero, hay ocho altares.  En los altares del crucero podemos ver pinturas murales de ángeles realizadas por Calvet. La capilla de la Comunión, de planta rectangular, es de estilo barroco.  Recientemente, se ha restaurado el interior de la Iglesia y se ha rehabilitado la fachada y la puerta principal.
Junto a la Iglesia está la antigua Casa Consistorial. Antiguamente era una casa cedida por el duque de El Infantado para que los antiguos jurados y, después de la Guerra de Sucesión, los regidores pudieran celebrar las sesiones capitulares. El desarrollo económico de la población en el siglo XVIII y el escaso endeudamiento que tenía el ayuntamiento hizo posible que, a finales de siglo, se encargaran los planos del nuevo edificio al arquitecto Vicent Gascó, el mismo que construyó el actual Palacio de Justicia de Valencia.  Se acabó de construir el año 1789.  De planta rectangular, consta de tres plantas.  En la planta principal encontramos la sala de sesiones capitulares.  Actualmente, después de una rehabilitación integral, el edificio acoge el Archivo Histórico Municipal, y en la planta baja, una sala de exposiciones.  En cuanto a la planta noble, todavía no se ha definido su uso.
El convento de Nuestra Señora de los Ángeles fue fundado en 1689 para albergar a religiosos menores capuchinos de la Orden de San Francisco. Su construcción fue posterior.  El convento disponía de una amplia iglesia y de un claustro, en el cual actualmente se ubica un colegio público, construido entre 1908 y 1909.  En su fachada se descubrió un retablo de cerámica pintada que representa la aparición de Nuestra Señora de los Ángeles a San Francisco.  Después de una primera actuación, en la cual se cambió la cubierta y se realizaron algunas desafortunadas intervenciones en su interior, el edificio está a la espera de completar su rehabilitación.
A través de los libros de cuentas, sabemos que no se trataba de una comunidad numerosa.  La integraban sólo cinco o seis frailes, los cuales habitaron el convento hasta la desamortización de 1835.  En 1842, el edificio fue cedido al ayuntamiento para ubicar los colegios de educación primaria.  En un informe realizado en 1871 por el alcalde Constantino Candel, se hace constar que el edificio que fue convento de Capuchinos está destinado a colegio de enseñanza primaria, a academia musical,  depósito municipal de presos,  cuartel de la Guardia Civil y, una parte de él, a teatro casino.
La ermita de la Virgen de Cullera está situada en un barrio antiguo llamado La Troneta, en el cual se puede observar la construcción de unas casas modestas.  En la fachada principal se puede contemplar un retablo de cerámica con el nombre de la Virgen, en el cual también figuraba, antes, la fecha de 1953. La ermita presenta una espadaña con dos campanas, recientemente modificada; la antigua era de estilo barroco.  De las dos campanas podemos decir que una data de 1742 y la otra no tiene ninguna referencia, lo cual no quiere decir que la construcción sea del siglo XVIII, si nó que la campana podría haber sido aprovechada de otra iglesia.
En el montículo llamado la Montañeta, se encuentra la ermita de Santa Bárbara, construcción de mediados del siglo XVIII por suscripción popular y el lugar más emblemático de la población.  Ya en 1742 hay constancia de que los vecinos están aportando donativos para su construcción, la cual se finaliza en 1759.  El interior de la ermita es un gran espacio de planta cuadrada, que contiene cuatro naves en forma de cruz griega.  La arquitectura y la decoración es de estilo neoclásico.  En 1995 se rehabilitó el edificio.
En zonas más puntuales de la población encontramos los siguientes vestigios monumentales:
La antigua cisterna o aljibe de origen árabe, que abastecía de agua a la población hasta el siglo XIX, se encuentra situada en la plaza de la Constitución.  Con una extensión aproximada de 500 m², es una de las mayores cisternas existentes en la Comunidad Valenciana.  Se ha iniciado su rehabilitación.
El lavadero ha sufrido diferentes reformas. La primera noticia sobre su construcción data de 1722. Pero la fuente y el abrevadero se construyeron el año 1849.  La obra más espectacular fue la cubierta del lavadero con una estructura de hierro en 1884, encargada al arquitecto Antonio Martorell Trilles, el mismo que realizó el mercado en 1893 – cubierto también con estructura de hierro- derribado a principios de la década de 1970.  En 1959, un fuerte golpe de viento derribó la cubierta del lavadero y, el año siguiente, se construyó una nueva de hormigón.
En la plaza del Maestro Magenti hay una casa señorial, con el escudo picado, antigua residencia de los Ortizá, que es una de las familias más poderosas de Alberic en el siglo XVIII.  Delante está el Hospital, el cual, pese a ser una construcción moderna, tiene su origen en una iniciativa privada del siglo XVIII, cuando el comerciante Jaime Lagrave, residente en Alberic, dejó en su testamento dinero para la fundación del centro.  Posteriormente, también en el siglo XVIII, el Hospital fue ampliado con la donación del arcediano de Alzira, Pedro Mayoral, quien también dejó dinero para la obra en su testamento en 1775.  Más recientemente, en 1877, las Hijas de la Caridad se hicieron cargo del Hospital, dedicándose también a la enseñanza.
En la plaza Vera podemos ver una antigua casa de aspecto señorial, lque era propiedad del Duque del Infantado en el siglo XVIII.  Este mismo siglo, por las afueras de la población, transcurría el camino Real de Valencia a Madrid, del cual quedan tres vestigios significativos.  El más importante era un arrabal o barrio de casas, situado actualmente en la avenida de Ramón y Cajal, donde aún se conservan en una fachada los escudos del Duque del Infantado. Siguiendo el mismo camino hacia Xátiva, a las afueras de la población, encontramos una cruz de término, la cual ya aparece reflejada en el mapa de Roxas de 1764.  Siguiendo el camino Real, en el término municipal de Gavarda, se puede contemplar un puente inacabado que comenzó a construirse en 1796, proyecto que no planeó un correcto desvío del curso del río.  También hay que hacer un recorrido por la calle de las tiendas, que comienza en la plaza de la Constitución, donde podemos admirar una bellísima casa modernista perfectamente conservada. También conviene recorrer la calle de San Antonio, donde hay casas tradicionales del siglo XIX, con los ojos que aireaban los desvanes donde se ponían a secar los gusanos de seda, y al comienzo de la calle encontramos otro edificio modernista, peor conservado y que ha perdido su estructura de la planta baja.  Después pasaremos por la calle de Rafael Comenge o antigua calle Mayor. Y después de recorrer la calle de las tiendas pasearemos por la calle de San Lorenzo, con edificaciones muy bien conservadas del siglo XIX y principios del siglo XX.

Alberic proporciona una oferta cultural, básicamente, de tipo institucional, si bien algunas asociaciones (Sociedad Unión Musical, Amas de Casa, Junta Local de Cofradías…) realizan un trabajo meritorio. Las salas de exposiciones de la Casa de la Cultura y de el Antiguo Ayuntamiento ofrecen una programación estable de exposiciones temporales.  Así mismo, organiza cursos y talleres para jóvenes y adultos. El Teatro Liceo, de titularidad municipal, acoge puntualmente conciertos de música y representaciones teatrales.  Cuando llega el buen tiempo, se realiza un programación estable, dirigida a los más pequeños, en el parque de la Glorieta.
El ayuntamiento otorga anualmente, dentro de la Feria de San Juan, sus Premios Literarios, de narrativa corta y de poesía, dotados cada uno de ellos con 1,500 €.  En 2015 se celebra la 43ª edición. Las obra ganadoras son publicadas.
Con una periodicidad bimensual se edita la revista informativa Alberic Informa, de titularidad privada.

Cabe destacar, sobre todo, los productos de repostería elaborados durante los días de Pascua y, entre estos, el más representativo, el “Panquemado” o Mona de Pascua, solicitado desde todos los puntos de España y que podemos encontrar en cualquier época del año.  El antecedente de este producto lo encontramos en la “munna”, término árabe que significa “provisión de boca”, que era el regalo que los moriscos hacían a sus señores.

Domingo de Ramos o “Fiesta de la lechuga”.  
Es una de las fiestas más importantes del año y la que acoge más visitantes.  Tanto por el popular concurso de lechugas, como por la no menos tradicional Bajada de los Santos o descenso de los pasos de Semana Santa, se reúnen en la Montañeta miles de visitantes de la comarca y de la provincia.  Por la mañana se celebra el concurso de la lechuga, después, a primera hora de la tarde, los numerosos visitantes se congregan en la Montañeta para comer lechuga, pasear o reunirse en los alrededores de la ermita y escuchar el concierto que todos los años interpreta la Banda Sinfónica Unión Musical de Alberic.  Al caer la noche se inicia la bajada de los Santos, en una procesión en la que participan numerosos cofrades.
Feria de San Juan. Su origen lo encontramos en la feria anual que se instituyó en 1691.  Tradicionalmente, se trataba de una feria dedicada al comercio de la seda.  Después, se dedicó al comercio de ganado, sobretodo equino. Con una duración de diez días, se celebra en fechas cercanas a San Juan, el 24 de junio.  Se organizan competiciones deportivas, verbenas , paellas, espectáculos populares…
Noche de la sandía. Con motivo de la festividad de San Lorenzo Mártir, patrón de Alberic, se celebra la popular Noche de la Sandía, el día 8 de agosto, dedicada a la degustación de sandías.  Los vecinos se reúnen en la Plaza de la Constitución para, cuando las campanadas anuncian la medianoche, comer sandía.
Fallas. Alberic vive intensamente las fallas, con más de mil falleros y falleras en total y una gran participación popular.  Oficialmente hay cuatro comisiones falleras, pero son siete los monumentos falleros grandes que se plantan.
Fiestas de barrio. Son muy numerosos los barrios de la localidad que organizan sus fiestas en honor al patrón o patrona de sus calles.  Así, encontramos las de San Antonio y sus tradicionales hogueras, heredadas de las costumbres festivas del siglo XVIII; San Blas, el 3 de febrero o la Virgen de los Desamparados, a principios de mayo; la Virgen de Agosto, el día 15 de este mes; la Virgen del Rosario, patrona de Alberic, el 7 de Octubre.

La Mona d’Alberic. Alfons Alborch, 2011
Ilustraciones de Carlos Pérez Bermúdez. Coordinación y revisión: Josep Giner Llorens.  Edición realizada por el Gremio de Panaderos de Alberic, 2011. 76 páginas.  Cuento escrito en valenciano.  Reedición de la publicación municipal con el mismo título editada en 1996 (agotada). Colabora: Ayuntamiento de Alberic. Edición de 1000 ejemplares.

Project Details